CONSEJOS PARA REALIZAR BUENOS RETRATOS

CONSEJOS PARA REALIZAR BUENOS RETRATOS   Una de las primeras temáticas que abordamos cuando le cogemos el gusanillo a esto de la fotografía es el retrato. ¿Y por qué? Pues porque pocas cosas hay más expresivas que el rostro de una persona. Como dice el famoso refrán, “la cara es el espejo del alma”, y […]

CONSEJOS PARA REALIZAR BUENOS RETRATOS

 

Una de las primeras temáticas que abordamos cuando le cogemos el gusanillo a esto de la fotografía es el retrato. ¿Y por qué? Pues porque pocas cosas hay más expresivas que el rostro de una persona. Como dice el famoso refrán, “la cara es el espejo del alma”, y a través de nuestros retratos podemos llegar a conmover a quien observa la fotografía.

En este artículo hemos querido recopilar todo lo que necesitas saber para que tus retratos fotográficos sean impactantes. Vamos a ver punto por punto todo aquello que nos ayudará a mejorar nuestros retratos Esperamos que te gusten.

  • Un modelo .
  • Cámara y objetivo.
  • Luz
  • Flash externo (opcional/recomendado).
  • Trípode (opcional/recomendado).
  • Disparador remoto (opcional/recomendado).
  • Fondo (opcional/recomendado).

 

Si eres un fotógrafo de retratos, debes saber que hay un puñado de errores comunes en la fotografía de retratos que generalmente son bastante fáciles de evitar. Si deseas mejorar tu técnica de composición y realizar las tomas más favorecedoras de tus sujetos y clientes, ten en cuenta los siguientes consejos:

 

1.- Encuadre:

Es importante tener en cuenta dónde se ubica tu sujeto dentro del encuadre. Un error bastante común cometido por los aficionados es dejar demasiado espacio en el cuadro sobre la cabeza del sujeto ya que es un espacio vacío e inútil sin interés visual adicional que resta valor a la calidad de tu foto.

2.- El Fondo o «Background»:

Si mantienes demasiados detalles enfocados detrás del sujeto, el resultado será una foto sobrecargada. Elimina las distracciones y los elementos de fondo con un suave desenfoque usando una lente más larga.

3.- Ubicación y enfoque de la Mirada:

En un retrato, la ubicación de los ojos del sujeto, siempre es importante. En general, debes procurar que los ojos estén a la altura del tercio superior de tu encuadre. Dependiendo de la orientación del sujeto (mirando hacia tu izquierda o hacia tu derecha), debes considerar ubicar el ojo más cercano a la cámara en el tercio superior correspondiente, y el otro ojo (el más lejano) hacia el centro, dando espacio a la mirada.

4.- Enfocar a los ojos:

Cuando observamos una fotografía de una persona, rápidamente vamos a buscar sus ojos, de ahí que si éstos no se muestran nítidos, nuestro cerebro tienda a pensar que pasa algo raro en esa fotografía y empiece a recorrer la fotografía de forma un tanto caótica en busca de otros elementos nítido.

5.- Si tu modelo no mira a la cámara:

Cuando el sujeto esté mirando en una dirección distinta aquella que le une con la cámara., es un error que  la dirección marcada por su nariz y aquella marcada por su mirada no coincidan. Primero porque se trata de una posición de nuestros ojos tremendamente antinatural y, en segundo lugar, porque, en esta posición, se mostrará de forma predominante el color blanco -del globo ocular- en los ojos del sujeto y muy poco su iris y pupila, lo que ofrecerá un aspecto extraño e incluso diabólico.