EL CAMINO DE SANTIAGO EN TIEMPOS DE MASCARILLA

blog

El Camino de Santiago regresó oficialmente a partir del pasado 1 de julio con la apertura de la Catedral, tanto para visitas como para culto; la Oficina Internacional de Acogida al peregrino, donde se expide la ‘compostela’, y la red de albergues públicos, todo bajo estrictas medidas de seguridad.

“El Camino lleva vivo siglos y ha resistido y seguirá resistiendo. No se lo carga nadie ni nada. Es más duro que una pandemia, por mucho que haya sido una crisis muy dura”, ha afirmado Isaías Calvo, director de la Sociedad Anónima de Xestión del Plan Xacobeo, que se encarga, entre otras competencias, de la gestión y mantenimiento de los albergues de la red pública.

Calvo es optimista y considera que es “una oportunidad para poner más énfasis en el peregrino nacional y para que los gallegos salgan a hacer el Camino, teniendo en cuenta que la peregrinación tiene determinados factores atractivos, como pueden ser el contacto con la naturaleza, espacios al aire libre y entornos seguros, sin demasiadas aglomeraciones”.

Entre las medidas de seguridad de los albergues, Calvo destaca en primer lugar la “información con cartelería disponible en distintos espacios para que tanto los peregrinos como el personal y la población local tengan claros los protocolos y las medidas de seguridad”.

Además, todos estos establecimientos tendrán una reducción de aforo del 50%, que en la práctica suele ser mayor, debido a la necesidad de mantener las distancias mínimas de seguridad.

A la llegada a estos recintos, se procederá a la medición de temperatura y en todos ellos habrá itinerarios marcados en el suelo para garantizar el distanciamiento social, además de bolsas de plástico para las mochilas y botas.

Mascarillas y geles desinfectantes serán obligatorios. Los espacios comunes serán reordenados y los que no puedan utilizarse estarán precintados previamente.

Otra peculiaridad será la reserva previa, algo que Calvo insiste en que “no se trata de una central de reservas convencional o booking, ya que el camino no es un producto turístico y siempre pueden surgir inconvenientes”.

¡Felices Viajes y Feliz Camino de Santiago Viajero!

Photocial.